El Cerrillo

El Cerrillo

La Virgen del Cerrillo, en Puchuncaví

En la cima de la loma “El Cerrillo,” al sur oriente del poblado de Puchuncaví, existe un santuario que venera a la Virgen del Rosario, Patrona de la localidad, el que fue inaugurado y bendecido el 8 de diciembre de 1904, y donde cada año se celebra la festividad religiosa de la Purísima. En el lugar existen aposentadurías para unos 300 fieles, quienes junto con compartir un momento de recogimiento tienen una hermosa vista del poblado y del actual cementerio municipal, que inicialmente fuera cementerio parroquial

En la planicie de dicho lomaje, y un poco mas al oriente, en el sector Las Raíces camino a la localidad de El Rincón, existe un cementerio abandonado, en que descansan los restos de quienes fallecieron victima del Cólera a inicios del Siglo XX.

EL ciudadano Guillermo Herrera, hizo llegar una carta petitorio, al MERCURIO, en el año 1997, de la que se rescata lo siguiente: “En el siglo XIX, a instancias del Párroco Fermin del Real se resolvió contar con un cementerio en el cerrito, hoy cerrillo por su tamaño, para dejar los apestados por lepra o viruela. Según algunas versiones, al igual que el de Loncura, hubo ahí un Leprosario, traído por navegantes que arribaron en estos confines. El arzobispado de Santiago aprobó su instalación; el sacerdote creador de este, padeció este mismo mal. Ahí se levanta la imagen de María Virgen. Esta se instalo mirando hacia Quintero, como protectora de los navegantes. Producto del terremoto de 1906, dicha imagen cambio su visión, girándose hacia el pueblo de Puchuncaví, la que quedó a maltraer y en el suelo. Hoy es un santuario Mariano.”

Actualmente, en la planicie, y en sus faldeos al nor poniente, se emplaza el cementerio municipal, en proceso de expansión. (Con la colaboración del señor Fernando Herrera Campos. Socio Corporación de Desarrollo Social Puchuncaví).

Bajar Ficha